Esta tarde el volcán de La Palma abrió una nueva boca en la parte suroeste de la montaña de la que, de momento, sólo se emite cenizas y gases. Los científicos del Pevolca decidieron esperar a contemplar las imágenes de los drones para valorar la incidencia que podrá tener este nuevo hito relacionado con el proceso eruptivo.

El director técnico provisional del Pevolca, Rubén Fernández, confirmó en el programa Buenas Tardes Canarias de la Televisión Canaria que se trata de un «proceso normal» por lo que mandó un mensaje de tranquilidad a la población.

Los siguientes pasos a seguir por esta nueva boca no se pudieron identificar esta tarde porque la visibilidad hoy en el Valle de Aridane ha sido muy mala, aspecto que se agravó con la llegada de la noche en la que comenzó una importante caída de cenizas que junto a la llegada de calimas, tal y como informaron este mediodía los científicos, provocará en las próximas horas un empeoramiento de la calidad del aire en la zona.