Nueva Canarias (NC), en una lectura inicial del Proyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022 remitidos el pasado miércoles al Congreso de los Diputados para su tramitación, cree que son “un buen punto de partida” para Canarias pero “necesitan ser corregidos y mejorados”. El presidente y el diputado de NC en la Cámara Baja, Román Rodríguez y Pedro Quevedo, respectivamente, mostraron hoy su confianza en lograr avances en la negociación de las enmiendas parciales gracias al “espacio de diálogo” generado con el Ministerio de Hacienda de María Jesús Montero y el acuerdo de legislatura con el PSOE que facilitó la investidura de Pedro Sánchez. Nueva Canarias descarta presentar una enmienda a la totalidad pero el apoyo definitivo queda condicionado al resultado final, al cumplimiento de los derechos y los intereses generales de los canarios.

El proyecto de ley inicial es “mejor” que el negociado por NC en 2021, 2018 y 2017 cuando se lograron, con el PSOE y el PP en La Moncloa, conquistas hoy irrenunciables para la comunidad. “Ni son magníficos ni catastróficos” pero son un “buen punto de partida”, producto de la “negociación y diálogo” previo mantenido con el Ministerio de Hacienda para “evitar disgustos”. Así se manifestaron Román Rodríguez y Pedro Quevedo.

No obstante, ambos coincidieron al señalar que este Proyecto de Ley debe ser corregido en el proceso de tramitación de las enmiendas parciales que presentará NC en base a dos criterios generales, la defensa de los intereses generales de Canarias y el cumplimiento de los derechos, el fuero de los canarios.  

Román Rodríguez identificó tres ámbitos muy concretos que el Gobierno estatal tiene que modificar, corregir y mejorar. El primero es el relativo a la consignación de los 200 millones de euros para 2022 en cumplimiento del acuerdo para desbloquear el contencioso con la sentencia del Supremo sobre carreteras alcanzado para las cuentas de 2021.

Se refirió el presidente de NC a que, en los PGE de 2021, se consignaron 100 millones de euros en la disposición adicional número 153. “Son de libre disposición” para Canarias y ahora, en 2022, hay otros 200 millones de euros más. Se presentará una enmienda, avanzó, porque la citada cantidad ha sido colocada en el capítulo VII (transferencias de capital). “No son inversiones territorializadas, ni se pueden contabilizar así sino de libre disposición porque así lo pactamos para 2021”. sentenció Rodríguez.

Avisó que el acuerdo para los presupuestos de 2021 en esta materia exige su cumplimiento, descartó volver a abrir un proceso de negociación y será uno de los asuntos que decidirá el voto final de NC. No obstante, indicó que, si se quedaran finalmente en el capítulo VII, “ni un euro irá a carreteras porque dispone la comunidad, van a ser para las necesidades de la comunidad e irán a gasto ordinario”.

Excluyendo los 200 millones de la sentencia de carreteras de las inversiones territorializadas que se engloban en los capítulos VI (inversiones reales) y VII, añadió, se cumplirán los artículos 95 y 96 del Régimen Económico y Fiscal (REF), es decir, que Canarias estará por encima de la media del Estado en inversiones territorializadas en infraestructuras.

En relación con el límite del 15% en el impuesto de Sociedades, el líder de los Nueva Canarias dijo estar de acuerdo “si se excluye” al Archipiélago. Afirmó que la voluntad política del Ejecutivo estatal está en el Proyecto de Ley pero la redacción dada, para excluir a las figuras fiscales del REF del citado límite, “no nos gusta. Es mejorable” y se hará con las enmiendas, explicó.

Sobre los programas económicos del REF, NC mantiene que las “grandes magnitudes están, pero faltan unos cuatro o cinco, importantes cualitativamente aunque de menor relevancia económica». Entre las ausencias, remarcó las relativas a las partidas para las dos universidades públicas y los seguros agrarios, entre otras. Entre las recogidas, refirió los fondos destinados al sistema energético, el transporte terrestre (47,5 millones de euros), el de mercancías (59 millones de euros), la bonificación del 75% para los residentes en los billetes de avión y barco (409,5 millones de euros para el aéreo y otros 141,7 millones de euros para el marítimo), el agua de abasto con ocho millones de euros y de riego con 8,5 millones de euros, el Plan Integral de Empleo (PIEC) de 42 millones de euros, 30 millones de euros para combatir la pobreza y los 18 millones de euros del Programa de Opciones Específicas para Canarias (Poseican).

Desde el punto de vista de la agenda canaria, “lo sustancial está pero no nos conformamos”, dijo el líder nacionalista. Quevedo confirmó que no se presentará una enmienda a la totalidad al coincidir, con carácter general, con las políticas progresistas contenidas en el proyecto de ley.

El voto final de NC se decidirá en base al resultado final de la negociación de las enmiendas parciales, que registre próximamente en el Congreso de los Diputados. Para Rodríguez y Quevedo hay que realizar “mejoras” pero se parte con la confianza de lograr que los derechos de los canarios se respeten y se sirva a los intereses generales de las islas por el “espacio de diálogo” generado con el Ministerio de Hacienda y en base al acuerdo de legislatura con el PSOE que facilitó la investidura de Pedro Sánchez.

Las cuentas canarias de 2022 con La Palma

Román Rodríguez, en respuesta a las preguntas de un medio de comunicación por su condición de vicepresidente y consejero de Presupuestos, Hacienda y Asuntos Europeos del Gobierno de Canarias, anunció que el Proyecto de Ley de los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2022, recogerá un crédito “ampliable” de 100 millones de euros para la reconstrucción de los daños causados por la erupción aún activa, después de 27 días, del volcán de La Palma.

Un crédito, añadió, que “se ampliará hasta donde haga falta”. El vicepresidente hizo hincapié en que el Ejecutivo de progreso “ayudará a reparar y reconstruir la comarca dañada y la isla”. Una partida pensada para la fase de la reconstrucción que Román Rodríguez propondrá que también se incluya en las cuentas de 2023.

Vamos a poner lo que haga falta en nuestro ámbito de responsabilidades”, reiteró para recordar que, en una primera fase de emergencia, se han arbitrado ayudas para vivienda, necesidades básicas y ventajas fiscales, que se ampliarán en los presupuestos de 2022 a través de rebajas en el tramo canario del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Un proyecto de ley que Román Rodríguez prevé registrar en el Parlamento el próximo 29 de octubre, que rondarán los 9.000 millones de euros de gasto no financiero, un 5,5% o 6% de incremento sobre las cuentas de 2021 en vigor. Sin reglas fiscales, añadió, estarán “muy escorados” hacia los grandes servicios públicos sanitarios, educativos y servicios sociales.

Se mantendrán las políticas económicas, mejorarán las sectoriales y aumentarán, “de forma significativa”, las inversiones por ser fundamentales para tirar del consumo, del empleo y la recuperación económica.

Es un Proyecto de Ley “colocado en la agenda de la recuperación, de la protección de los servicios públicos y de los más vulnerables, sin abandonar” a La Palma ni al tejido productivo de la comunidad, según Román Rodríguez.