La portavoz de Coalición Canaria-PNC en el Congreso de los Diputados, Ana
Oramas, reprochó este jueves en sesión plenaria al Gobierno de Sánchez de “tirar
la toalla en el momento más difícil de la lucha contra el coronavirus”.
Oramas, que intervino en el debate sobre el decreto-ley por el que se adoptan
medidas de orden sanitario, social y jurisdiccional tras la finalización del estado de
alarma defendido por la vicepresidenta, Teresa Ribera, señaló que «el Ejecutivo
estatal hoy no ha dado la talla. Han tirado ustedes las armas y han desertado de la primera línea del frente” y, agregó que “en el peor momento se han quitado
ustedes la responsabilidad de encima y se la han pasado a los jueces y a los
territorios”. Y lo más grave “es que tomaron esa decisión siguiendo criterios
políticos y electorales, no sanitarios”.

Así, la diputada nacionalista sostuvo que la actuación del Gobierno socialista
responde a “razones de índole político” y espetó a Ribera que “no quieren ustedes
desgastarse con medidas impopulares” a pesar de que esta decisión haya dejado “a las Comunidades Autónomas indefensas, sin las herramientas jurídicas necesarias para limitar la libertad de circulación y de reunión de los ciudadanos”.

Ana Oramas apuntó que la decisión del Ejecutivo liderado por Sánchez de finalizar
el estado de alarma a sabiendas de lo que diría el Tribunal Supremo. “Las
libertades y derechos de los ciudadanos no se pueden limitar o eliminar por las Autonomías” y les afeó que “no les haya importado ni lo más mínimo”.

La portavoz de CC-PNC mostró su preocupación porque la finalización del estado
de alarma “no tenga un coste terrible para la sociedad, porque el mensaje
equivocado que se está transmitiendo a millones de ciudadanos y ciudadanas es
que ya podemos bajar la guardia”.

Asimismo, Oramas demandó al Ejecutivo estatal “un paraguas legal” que permita el cierre perimetral de las islas cuando se encuentren en nivel 3 y 4 de alarma. “Es
fundamental para que Canarias pueda salir adelante sanitaria y económicamente, y
lo que me gustaría saber es qué va a hacer el Gobierno central cuando el Tribunal
Supremo responda que no”.

De la misma forma, insistió en que “es el mismo Gobierno que decidió decretar un
estado de alarma, paralizar la economía y confinar a la ciudadanía en sus casas
durante 99 días el que hoy ha decidido escurrir el bulto en el momento álgido de la lucha contra el coronavirus y dejando solos a los territorios”.