Ana Oramas, portavoz y diputada de Coalición Canaria-PNC, exigió este miércoles al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, “compromiso” para que Canarias no se quede atrás en un momento “de fragilidad social y económica sin precedentes en las últimas décadas”. La parlamentaria nacionalista exigió al presidente en el Pleno del Congreso de los Diputados, políticas específicas para responder “a las 367.000 personas en situación de paro o Erte en las Islas, al 60 % de paro juvenil en Canarias, a las más de 350.000 personas que acuden a los bancos de alimentos, Cruz Roja y a Cáritas para poder comer o dar de comer a sus hijos”.

Ante esta situación, reprochó que el Ingreso Mínimo Vital haya dejado fuera a 8 de cada 10 canarios que lo han solicitado, “este Gobierno ha rechazado un 86% de las solicitudes y no han hecho nada por incorporar de oficio a todas esas personas que necesitan ayuda”.

Oramas se refirió al plan de ayudas de 1.140 millones, “un plan que deja fuera a una de cada 8 empresas canarias y que deja fuera la industria canaria, una industria que antes suministraba a 2 millones de canarios y canarias y a 16 millones de turistas, que hoy no tenemos”. En este contexto, la diputada nacionalista reivindicó a Sánchez un cambio de criterio en las ayudas para que llegue a nuestro tejido productivo porque no es lo mismo un comercio menor, un gimnasio o una peluquería en islas como Fuerteventura o Lanzarote o en el Sur de Gran Canaria o Tenerife que llevan un año con la persiana cerrada, que en las áreas metropolitanas.

De la misma forma, se refirió al sector primario, también excluido de las ayudas, a pesar de que necesita un respaldo después de registrar un 30 % de caída en la facturación. En este contexto, recordó Oramas que “a las vacas hay que ordeñarlas todos los días, que la cosecha tienes que recogerla, aunque luego vayas a pérdidas” y exigió sensibilidad y que se tenga en cuenta que Canarias “tiene una cláusula europea por nuestra condición de región ultraperiférica”.

La portavoz nacionalista insistió en la necesidad de articular medidas ya, “no podemos permitir que pase otro año y que las ayudas sigan sin ajustarse a la realidad de las Islas porque eso supondrá dejar atrás a Canarias” en la recuperación.

La diputada de Coalición Canaria-PNC se refirió, además, a industrias canarias que están atravesando dificultades y están en peligro como el caso de JSP, “una de las grandes industrias en Canarias con más de 1.500 trabajadores” y reclamó las mismas ayudas que el Estado ha dado a otras industrias, tales como, SEPI o Duro Felguera.