Los bomberos y policías de Las Islas claman al Ejecutivo autonómico la vacunación de sus efectivos teniendo en cuenta los riesgos que corren. Hoy, la Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras Canarias (FSC-CCOO) y el Partido Popular han coincidido en sendas notas de prensa sobre la necesidad de vacunar a estos profesionales considerados esenciales.

Comisiones Obreras informa sobre el envío de un escrito al consejero de Sanidad del Gobierno regional, Blas Trujillo, en el que piden que se retome la vacunación de los agentes de ambos cuerpos atendiendo a las directrices del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) por el “enorme riesgo” que asumen en sus actuaciones.

Tras recordar que se paralizó el programa de vacunación a estos agentes a principios del mes de abril, señalan que esta decisión ha generado “una sensación de abandono de estos servidores públicos que han estado en primera línea prestando servicio a la ciudadanía canaria durante la pandemia”.

El sindicato recuerda además que hace tres meses se solicitó por escrito al consejero de Seguridad del Gobierno de Canarias, Julio Pérez, que se cumpliera la estrategia establecida en el Consejo Interterritorial, que “señala como categoría preferente en el Grupo 6 las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, Emergencias y Fuerzas Armadas”.

Sin embargo, ha lamentado que “de forma arbitraria” el Gobierno canario haya paralizado la vacunación de los policías locales y los bomberos “privilegiando otros grupos que el Consejo Interterritorial señalaba como menos urgentes”.

En este sentido, declara “no” entender la “marginación que sufren estos dos colectivos” en las islas de Tenerife y Gran Canaria donde, afirman, que “más de 2.000 efectivos se han quedado en un limbo que no tiene explicación”, mientras que colectivos de sus mismos grupos, tales como Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Autonómica y policías locales de islas no capitalinas y bomberos de Tenerife, Lanzarote y Fuerteventura “sí han sido vacunados”.

Partido Popular

Por su parte, El presidente del Partido Popular de Gran Canaria y portavoz adjunto del Grupo Popular en el Parlamento regional, Poli Suárez, ha exigido este viernes a la Consejería regional de Sanidad la revisión urgente del calendario de vacunación contra la Covid-19 para incluir a los agentes de la Policía Local de Gran Canaria y Tenerife para “garantizar la inmunidad de sus plantillas”.

Suárez ha basado esta petición en el trabajo que realiza este colectivo “en primera línea” desde el inicio de la pandemia, desarrollando su labor tanto en actuaciones domiciliarias como en la vía pública con personas afectadas por la enfermedad.

Añade que la vacunación de la Policía Local “debe ser inmediata, pues se trata de personal esencial” expuesto a los contagios y actualmente ha señalado que “no hay respuestas ni expectativas con respecto a la vacunación de este colectivo tanto en Gran Canaria como en Tenerife”, según ha informado el PP en nota de prensa.