El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, a través de diferentes distritos, ha sacado a licitación la adjudicación de los talleres de verano que se celebrarán durante el próximo mes de julio en Ofra-Costa Sur, Salud-La Salle y Suroeste, donde están previstas 440 plazas para niñas y niños de 3 a 12 años, actividades que se ubicarán en colegios de estos distritos y tendrán un horario general de 07:00 a 14:30 horas, con la disponibilidad de acogida temprana, precisamente con la finalidad de conciliar la vida laboral y familiar de los ciudadanos. La corporación destinará un total de 112.100 euros a este fin.

En una nota de prensa, el ayuntamiento anima a todas las empresas interesadas a “presentar sus ofertas hasta el próximo día 17 de mayo con las actividades y talleres que proponen, de donde saldrán las adjudicaciones para los diferentes campamentos de verano que se realizarán en los colegios García Escámez y Las Retamas, en el distrito Ofra-Costa Sur, que dispondrán de un total de 120 plazas; Los Dragos y Gesta 25 de Julio, con 140 plazas, en el distrito Salud-La Salle, y los CEIPs El Tablero, Tíncer y Santa María del Mar Alisios, en el Suroeste, que dispondrán de otras 180 plazas”.

Los concejales de los distritos aseguran que “estas actividades de los campamentos de verano para las niñas y los niños de estos distritos que se celebrarán el mes de julio es una directriz del alcalde, José Manuel Bermúdez, dentro de la línea de conciliación de la vida laboral y familiar, sobre todo en los períodos de vacaciones”, y argumentan que “se trata de uno de los vértices de la prioridad de la atención a las personas que marca el alcalde como eje transversal a todas las áreas del gobierno local”.

En lo concerniente a la seguridad sanitaria, se insiste en que “se dispondrá de todas las medidas higiénico-sanitarias que estén vigentes en cada momento, por lo que este apartado será otra de las condiciones a valorar en las ofertas que se presentes” y concluyen que “estos campamentos de verano se han consolidado en su ofertas a las familias del municipio con niñas y niños en edad escolar, lo que supone un alivio para aquellas que se ven desbordadas en los períodos de vacaciones escolares”.