El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha recuperado 587 toneladas de residuos orgánicos durante el primer año de funcionamiento del servicio gratuito de recogida puesto en marcha entre los hospitales, restaurantes y bares, hoteles, supermercados, colegios y demás grandes generadores de este tipo de desechos.

El concejal de Servicios Públicos y primer teniente de alcalde, Guillermo Díaz, ha asegurado que los resultados obtenidos demuestran que «cada vez son más los usuarios y empresas del municipio que están interesados en el reciclaje de los residuos y a hacer de Santa Cruz un sitio más sostenible y comprometido con la economía circular».

«Este servicio de recogida entre grandes productores es el primer paso de un proyecto que vamos a poner en marcha antes de final de año para comenzar a implantar de manera gradual la recogida domiciliaria y cumplir así con la normativa tanto europea como nacional», dijo.

Por su parte, en la actualidad, hay 118 establecimientos y centros del municipio, incluidos colegios, hoteles, restaurantes, centros comerciales, hospitales y residencias, que se han sumado al servicio de recogida de residuos orgánicos desde su puesta en marcha en agosto de 2020.

En este año, el volumen mensual de residuos orgánicos recuperado ha crecido más del doble, un 254%, pasando de las 25,5 toneladas recogidas en agosto del año pasado a las 64,8 toneladas recuperadas el pasado mes de julio.

A día de hoy, se han repartido un total de 296 contenedores de tapa marrón entre las empresas y entidades del municipio adheridas, con lo que se contribuye a reducir la cantidad de residuos que se tiran al contenedor gris o de fracción resto y que acaban en el vertedero.