El Gobierno de Canarias anunció esta tarde, tras analizar la situación epidemiológica de cada una de las islas, que Tenerife seguirá en nivel de alerta 3, a la espera de que la reducción de casos de covid-19 se termine por consolidar, mientras que Gran Canaria baja a nivel 2 y Fuerteventura a nivel 1.

El portavoz del Ejecutivo autonómico, Julio Pérez, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, explicó que la decisión se adoptó una vez que se examinó la información proporcionada por el consejero de Sanidad, Blas Trujillo, que también permite que La Palma y La Gomera se mantengan en nivel 1 y El Hierro en nivel 2. Sin embargo, agregó que el próximo mart4es día 4 de mayo, el Ejecutivo volverá a evaluar la situación.

Pérez reconoció la reducción de contagios en Tenerife, pero agregó que el Gobierno cree que es “más prudente” esperar a que esa reducción se consolide, pues la isla sigue teniendo una cifra de casos que, aunque va descendiendo, prácticamente supera el centenar diario.