El Gobierno de Canarias ha decidido hoy mantener a las islas de Tenerife y Gran Canaria en el nivel 3 de alerta por coronavirus aunque se ha decidido retrasar el toque de queda y el cierre de la hostelería desde las 22.00 horas actuales a las 23.00 horas, medidas que entrarán en vigor en cuanto se publique en el Boletín Oficial de Canarias.

Asimismo, el Ejecutivo ha decidido también relajar las medidas para las islas en ese nivel, que tienen restricciones de salida y entrada. En los próximos días se incluirá a la lista de excepciones –por trabajo, razones sanitarias, atención a personas disminuidas…– que se pueda viajar presentando una prueba PCR o un test de antígenos negativo.

“Esto se produce no sólo porque hay una mejor información y una mejor conexión con los sectores interesados, sino también porque llevamos un año con la pandemia y el conocimiento y la aplicación de las reglas está más extendido”, apuntó Pérez.

Asimismo, el Consejo de Gobierno ha decidido que se permitirá el uso de piscinas cubiertas de titularidad pública para uso terapéutico y siempre cumpliendo la limitación de aforo establecida.

En la actualidad, Tenerife y Gran Canaria están en Nivel 3 de alerta por coronavirus; Fuerteventura, Lanzarote y El Hierro en Nivel 2 –toque de queda a las 23.00 horas, grupos máximos de 6 personas y cierre de la hostelería a las 23.00 horas–; y La Gomera y La Palma en Nivel 1 –toque de queda a las 00.00 horas, grupos máximos de 10 personas y cierre de la hostelería a las 00.00 horas–.

Por su parte, los datos en la isla de El Hierro han obligado a subir su nivel de alerta de 1 a 2, mientras que en el resto de islas se mantendrán como estaban hasta ahora.