Un grupo de 41 supuestos menores migrantes que se alojaban en el hotel Concordia de Puerto de la Cruz (Tenerife) durmieron ayer con mantas y sacos de dormir en los exteriores del complejo al no lograr ser reubicados por la Fiscalía en otro lugar.

Según detalla la Asamblea de Apoyo a Migrantes en Tenerife, un total de 69 supuestos menores –tienen documentación que le certifica– se plantaron en la tarde de este martes y se negaron a ser trasladados al campamento de Las Canteras, en La Laguna, adonde sí fueron trasladados otros 68 migrantes.

Asimismo, otra veintena de menores sí fue derivada al camping de La Esperanza, habilitado como centro de menores por el IASS del Cabildo de Tenerife.