Todos los grupos del Parlamento autonómico respaldaron el Decreto Ley promulgado por el Ejecutivo regional para la mejora de la prestación canaria de inserción (PCI), de la que son beneficiarias 7.507 personas en Las Islas.

Tras lo aprobado por la Cámara regional, el proceso de renovación de la PCI será más ágil y las familias con menores a su cargo verán incrementada la ayuda en 50 euros mensuales.

La Consejería de Derechos Sociales ha cuantificado en casi dos millones de euros el importe que costarán estas mejoras. Según dijo la consejera de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud , Noemí Santana, la medida llegará a las cuentas de los beneficiarios de la PCI en tres meses.

El decreto Ley ratificado ayer pretende solventar los problemas que se han constatado a la hora de renovar el derecho a la PCI por la dificultad a la hora de obtener una cita en los servicios sociales municipales, posibilitando la renovaciones de oficio hasta dos meses después de finalizar la recepción de la prestación.

Asimismo, se estipula que los ayuntamientos puedan presentar de oficio las solicitudes de renovación que se hayan quedado fuera de plazo si subsisten las circunstancias de vulnerabilidad de las familias y se agilizan las renovaciones de aquellas que no han cambiado sus circunstancias, mediante un informe social y la declaración responsable de los ciudadanos beneficiarios.

Con estas modificaciones se garantiza, hasta la entrada en vigor de la Ley de Renta de Ciudadanía, el papel de la PCI como sistema complementario destinado a las personas que no puedan acogerse al ingreso mínimo vital.