Una agente de la Policía Nacional, que se encontraba libre de servicio, detuvo a un hombre, de 38 años con antecedentes policiales, como presunto autor de un delito de robo con violencia o intimidación a una mujer en el barrio de la Cruz del Señor, en Santa Cruz de Tenerife. Varios vecinos de la zona, que contemplaron los hechos, persiguieron y lograron retener al autor de los hechos.

El hombre siguió a la mujer, de edad avanzada, al salir de un cajero automático del barrio, la intimidó y finalmente le arrebató, con gran violencia, el bolso, según una nota de prensa de la Policía Nacional.

Como consecuencia del acto violento, la mujer cayó al suelo y quedó tendida en la calle, mientras el hombre huía a la carrera, llegando a ser perseguido y retenido por ciudadanos que fueron testigos del robo violento.

En ese momento, un agente de la Policía Nacional que se encontraba fuera de servicio, escuchó los gritos y, al salir a la calle, vio a un numeroso grupo de personas, por lo que se identificó como agente de la autoridad y pidió ser informado de lo que sucedía.

Seguidamente, tras conocer los hechos, procedió a la detención del presunto autor del robo violento, que estaba rodeado por los vecinos, al tiempo que solicitaba a la Sala del 091 asistencia sanitaria para la señora.

Los agentes contactaron con la hija de la señora, que se personó instantes después para acompañar a su madre mientras era asistida de las lesiones que sufrió y, antes de ser trasladada a un centro sanitario, se le devolvió el bolso, recuperado en la calle Felipe Pedrell.

Posteriormente, el detenido, junto al atestado realizado al efecto, fue puesto a disposición de la autoridad judicial competente.